De vuelta al curro

Después de estar casi un año y medio sin trabajar en clínica, por baja materna y tiempito tomado para criar a un bebe solazo (no es excedencia porque lxs autónomos no tenemos de eso, pero como si lo hubiera sido, porque en Samay me han esperado con los brazos y el corazón abiertos), vuelvo a tener sesiones con peques. He de decir que no he llegado a desconectar, estuve haciendo formación en coles (gracias al maravilloso porteo, ergonómico por supuesto) y recibiendo consultas sobre algunxs peques y sus situaciones. Bueno, y formándome en apego y SAI (Sensory Attachment Integration).

A lo que voy, que he vuelto a la carga con muchísimas ganas, este año de crianza me ha ayudado muchísimo a mirar a lxs peques con más cuidado, con más paciencia y a sus familias con más respeto y admiración. Pensaba que me costaría más volver y conectarme, pero no, me veo con mayor capacidad de organización, de análisis, de síntesis, no se, es muy raro de verdad.

Me estoy viendo en situaciones en las que antes me habría enfadado con lxs peques y ahora… pues no es que no me enfade, es que me lo veo venir, me veo con margen de respirar, re-elaborar y ver otras opciones de manejar las situaciones de forma que  no vuelque mi frustración en lxs peques (he de decir que la terapia ayuda mucho para esto, a mi me está yendo de perlas) y tengo margen de jugar el enfado y transformarlo para volver a reconectar con la peque.

Me doy cuenta que si la cago en mi manejo de la situación y no he podido prever ni anticiparme pues no pasa nada, reflexiono, planteo posibles opciones y el próximo día lo haré de otra forma… pero lo que si que estoy comprobando es que si no cargo mi enfado o frustración en la peque se mantiene más reguladx y yo… pues también, al fin y al cabo, soy la persona co-reguladora en ese momento.

Creo que mi paciencia está alcanzando cotas insospechadas para mi en esta nueva etapa.

Resultado de imagen de vuelta al trabajo"

Vuelvo… aunque no se por cuanto tiempo

Pueeeeeeees… más de tres años han pasado desde mi última entrada… y madre mía las vueltas que ha dado mi vida… tanto en el plano personal (pérdidas familiares importantes y muy queridas- mis abuelitas; momentos difíciles de salud de la mujer más fuerte que conozco- mi madre; y la llegada a mi vida de lo más bonito y tierno de este mundo- mi pequeño) y en el plano profesional… ay!!! en el plano profesional menudo removimiento!!! continúo en el mejor sitio que podría estar y con las mejores compañeras y amigas, eso si, profundizando en nuevos horizontes (autorregulación, apego, trauma, DIR…).

He de decir que la maternidad me ha ayudado muchísimo a colocarme, a saber priorizar y donde poner los mayores esfuerzos. Después de estar 14 meses pegadita a mi bichín reconozco que me ha enseñado muchísimo más (y me sigue enseñando cada día) de lo que podía imaginarme, tanto tanto, que a mi vuelta al curro me siento muy diferente tratando a lxs peques con lxs que trabajo y a sus familias. Me siento mucho más tranquila, comprensiva y flexible. Me estoy replanteando muchísimo las relaciones de poder que como adulta establezco con lxs peques y menudo viajazo… pero estoy muy feliz de estar en este punto.

A ver si me da la vida, y las ganas, de ir compartiendo de nuevo por aquí reflexiones… o no… quien sabe… lo que si tengo claro es que mi madeja me sigue acompañando aunque si tengo disponible para ir tejiendo.

¿Tejiendo?

Es maravilloso encontrarme en el camino con personas con miradas, sentires y pensares cercanos a los míos, también con personas que, aunque en muchos aspectos no se acerquen a como yo siento y entiendo, me respetan y me hacen plantearme el reto de respetar también sus visiones… en cualquier caso me siento muy afortunada de poder compartir reflexiones con ellxs.

Actualmente estoy en un proceso “muy pa´dentro” (gracias a una estupenda terapeuta y a la Gestalt). He estado (y estoy) investigando mucho sobre muchos temas (educación, maternidad, crianza, terapia ocupacional, integración sensorial, DIR-floortime, feminismos, especismo, adultocentrismo, capacitismo, autogestión, decrecimiento, etc.) y esta maravillosa madeja que tengo en mi cabeza está a tope… siento que no hay tanto nudo, sino que se va aflojando y deshaciendo… siento que el hilo va quedando suelto… se que estoy integrando en mi las partes de todas estas corrientes que resuenan en mi y comienzan a formar parte de mi (¿o ya lo eran y estoy dejando de fluyan?).

Se que todo está conectado y tiene sentido (en mi), que al fin y al cabo es lo que me llevo y desde donde puedo ser… en todos los ámbitos de mi vida. No se si en algún momento podré plasmar y explicar lo que siento que es la terapia ocupacional para mi, o mejor dicho cómo yo “hago” terapia ocupacional…

Estoy cuestionando mucho todas las teorías que leo, porque antes intentaba creérmelas y seguirlas, pero me sentía insegura… desde que las cuestiono e intento integrarlas en mi con otras miradas que tengo sobre la vida, me siento mejor, más ligera, más honesta… con menos necesidad de reconocimiento externo, como si estuviera en paz conmigo…

Bueno, que es una rayada mía… todo esto viene a cuento de que creía que había perdido el foco de deshacer mi madeja, y ayer hablando con mi compi-amiga Mari, me di cuenta que no, que aunque no escriba tanto sigo en este proceso que empecé hace ya más de dos años… y oye, que me siento genial, cada vez mejor… con mis momentos de bajón, claro… pero de los que resurjo con más fuerza.

¿Quizás tenga ya un ovillo y me he puesto a tejer algo? ¿o no?

700px-Crochet-in-the-Round-Step-3Bullet1

Gracias a la vida…

que me ha dado tanto…

tantas oportunidades para aprender, y desaprender…

tantas personas bonitas que hacen que este camino sea maravilloso…

tantas personas no tan bonitas (muchísimas menos, con diferencia…) que me muestran partes de misma que me gustan poco o nada… de las que también aprendo…

tantas vidas no humanas que me hacen reconciliarme con mi propia vulnerabilidad y a cuestionarme las relaciones de poder…

tantxs peques (grandes maestrxs) que me enseñan día tras día a respetar, a cuidar lo más esencial…

tantas personas que han confiado en mi en sus propios procesos vitales, que han compartido sus alegrías, sus penas… todo…

y tantas tantas experiencias…

¡GRACIAS VIDA!

 

gracias-a-la-Vida-que-me-ha-dado-tanto-web

 

 

La famosa autonomía…

Creo que a veces se nos va un poco la cabeza a lxs adultxs con el tema en la autonomía en lxs peques (me incluyo la primera). La autonomía no va a llegar de repente porque una criatura eche el gel en la esponja o se ponga los zapatos todos los días aunque nos cueste un disgusto… No va a llegar por mucha lista de actividades cotidianas que les demos a sus madres/padres para que haga solx (y de paso convirtamos las dinámicas familiares en pesadillas). No va a llegar si se lo imponemos, si les insistimos, si les metemos prisa… No va a llegar de un día para otro… y no va a ser únicamente a través del HACER.

Llegará en un tiempo (días, meses…años!!!), antes o después. En lo que quizás conviene poner atención es en el cómo no en el cuándo… quizás si ponemos atención en el SENTIR… en ofrecer la seguridad que necesitan, en que perciban nuestro amor y apoyo, en que sientan que estamos ahí cuando lo necesitan… quizás lo otro venga solo, porque la curiosidad y la motivación por aprender está en ellxs, solo necesitan sentirse seguros y capaces para hacerlo… explorarán, preguntarán, se equivocarán, acertarán, aprenderán… y el hecho de que, de repente, un día consigan ponerse los zapatos no implica que se los vaya a poner siempre… a lo mejor algún día no se sienten del todo tranquilxs, a gusto y necesitan apoyo y mimo… quizás ese día necesitan que se los pongamos… y no pasa nada… ¿o acaso nostrxs adultxs hechos y derechos, autónomxs ( o eso nos creemos) tenemos todos los días la misma disposición para hacer cosas? ¿no nos encantaría que alguien nos echase una mano con determinadas situaciones?

Lo que si está en nuestra mano es ofrecerles esa seguridad y apoyo,  dejarles que exploren y experimenten, dejarles que tomen decisiones sobre su propia vida, sobre cuestiones de la convivencia en casa, en los espacios educativos… de esta forma podrá ir construyendo su propia autonomía… no lo que se nos mete en la cabeza a lxs adultxs que es la autonomía.

various-brennemans

Con una canción…

¿Qué supone la escuela en la vida de lxs peques? ¿Qué supuso en la nuestra? ¿Qué aprendimos? ¿Nos sentimos respetadxs, cuidadxs y queridxs? ¿De verdad era tan importante aquello que nos querían “enseñar”? ¿No se nos olvida lo importante a lxs adultxs?

“La soledad del niño” y de la niña…

Parece que esta época de reorganización de mis tiempos y de liberación estoy pudiendo retomar la lectura (no lo diré muy alto por si acaso).

Una lectura rápida, de confrontación con la realidad de las niñas y niños, muy fina que acabo de terminar y recomiendo es “La soledad del niño” de Tonucci.

la soledad del niño

Plantea diferentes situaciones a través de viñetas, en las que podemos observar la situación de niñas y niños en este sistema capitalista heteropatriarcal, en este sistema en el que los espacios no son aptos para la infancia, en el que no hay tiempo libre para jugar, disfrutar, crecer y vivir, en el que las personas adultas nos creemos el centro del mundo…

la soledad del niño 2

¿Qué ocurre…?

images

¿Qué ocurre cuando, de repente, te da por mirar dentro de ti y cuestionarte todas tus creencias y valores? ¿Cuándo te das cuenta de que te cuidas menos de lo que cuidas a lxs demás? ¿De qué la compasión que sientes por otrxs no la sientes por ti, sino que además te castigas? ¿Qué ocurre cuando te das cuenta de que cargas con responsabilidades que no te correspondes únicamente a ti o ni siquiera te corresponden? ¿Y esa culpa que sientes cuando no cumples con las expectativas de otrxs, o no cumples con las que CREES que son las expectativas de lxs otrxs? ¿Y qué ocurre con esa dependencia de la aprobación y aceptación de lxs demás? ¿De dónde viene la necesidad de sentirte aceptadx, a veces con un coste personal y emocional poco sostenible?

¿Qué ocurre cuando te ves?

¿Sientes miedo?

¿Se desmorona tu mundo?

¿Costará mucho volver a construir lo derruido?

¿Cómo será esa nueva construcción hecha desde la consciencia?

¿Está ocurriendo?

Niñxs sin niñez… prohibido fracasar

Ya el título me causa dolor, pero ver este docu de 1999 sobre el sistema educativo japones es demoledor (ni imaginarme vivirlo)… aunque si lo pienso detenidamente, el sistema educativo de nuestro país no dista tanto de lo que recogieron estas cámaras, quizás es más sutil pero no por ello menos grave… esta ocurriendo aquí, desde hace bastante tiempo, y cada vez más.

¿Qué estamos haciendo con nuestras criaturas? ¿Por qué lo estamos haciendo? ¿Para qué? ¿Somos conscientes de lo que estamos consiguiendo con esto? ¿Qué estamos entendiendo por ÉXITO? ¿Se no está olvidando la humanidad, el cuidado, el respeto por unas vidas que empiezan? ¿Cómo podemos pretender que, tras años de presión, sometimiento, humillación…, lxs niñxs sean felices, empáticos, respetuosos?

Yo entiendo que la “educación” ya ocurre durante del embarazo, pero lo que muestran en este documental me parece aberrante… se nos va la cabeza, de verdad.

Aprendiendo a fluir…

Mucho intentar interiorizar la de Teoría de Flujo para poder manejarla en mi trabajo, y me ando preguntado si no será mejor dedicarme a interiorizarla para fluir por mi vida… (me da que si).

teoria del flujo

Pues ahí ando, moviéndome entre el control y la preocupación, en la ansiedad y la relajación, la emoción últimamente está mucho más presente que el aburrimiento (claro que no tengo tiempo para aburrirme, también lo echo un poquito de menos), la apatía se ha tomado unas pequeñas vacaciones…

Sobre todo, últimamente me identifico mucho en la preocupación y en intentos de control de circunstancias que se escapan a mi control… Dónde viviré en unos meses, cómo podré organizar mi vida personal y laboral ante tantas oportunidades maravillosas de participar en diferentes ámbitos profesionales (neuro con adultxs, intervención con peques desde el enfoque de Integración Sensorial (IS),  APTOCAM, y otras cosas que se van enredando entre todas ellas).

Así que, más o menos, estoy consiguiendo mantener la calma y dejar que las cosas ocurran sin anticiparme, sin planificar cosas implanificables… Si algo he aprendido de trabajar con personas que han sobrevivido a un daño cerebral es que la vida cambia de un momento a otro, así que intento (mucho) no pensar taaaaanto en el futuro, si no más en el día a día, en hacer lo que de verdad me mueve, intentando dejar expectativas y culpas a un lado (muyyyyyy difícil).

El otro día volví a quedar con una amiga reciente (la historia de como nos conocimos es curiosa, parece que la vida va colocando a personas en tu camino para que conozcas a otras con las que conectas), es co-fundadora del Centro de Desarrollo Integral Samayy desde hace ya unos cuantos meses mantenemos contacto, a veces conseguimos cuadrar agendas para vernos y darle al palique que da gusto…

Hace tiempo me empezó a “tentar” con la posibilidad de formar parte del equipo y la cabeza me empezó a dar mil vueltas (con lo agusto y tranquila que estaba yo con  mi trabajo, con mis compas, con mi jefe…), pero me fui calmando, pensando que poco a poco las cosas se van colocando, así que nada… ahí voy, pa´lante (fluyendo). Para mi es un sueño poder empezar a ver como trabaja otra compa TO con peques desde IS, aprender a observar, a interpretar, a acompañar como TO a niñxs con dificultades en sus ocupaciones y a sus familias… comprobar si de verdad encaja conmigo (y no es solo una ilusión), si me encuentro a gusto allí y si el equipo está a gusto conmigo (por supuesto).

Me impresionó mucho el nuevo centro, está lleno de posibilidades de todo tipo (de intervención, de acompañamiento, de formación, de encuentro, de compartir, etc.). Lo han dejado precioso, y ¡¡¡que pedazo de sala de IS!!! Pero, sobre todo, me impresiona la confianza y la ilusión que han depositado en mi… solo tengo palabras de agradecimiento (y un montón de ganas y cosas que sumar para crecer juntxs).

No dejo de estar preocupada (hay más cosillas personales que me afectan más de lo que me gustaría), aunque tomando conciencia de todo este proceso en el que estoy, poniéndole palabras, me resulta más sencillo mirar en perspectiva y tomar decisiones más ajustadas a la realidad no a expectativas.

Quizás este sea el camino para aprender a preocuparme menos y a ocuparme más… y FLUIR POR LA VIDA.

SIGUE TUS SUEÑOS